7 Alimentos que Crees que son Saludables



Cuando tratas de comer sano, la tienda de abarrotes puede ser francamente confusa. 

¿Qué pasa con todos los pasillos de productos envasados ​​que se proclaman a sí mismos como una opción "saludable"?

Creo que simplemente cuanto más simple es una comida, mayor es la probabilidad de que sea una opción saludable.

Algunos alimentos pueden parecer una apuesta segura debido a los términos o ingredientes modernos. Aquí están los hechos sobre siete alimentos que no son lo que parece.

1. Las bebidas deportivas y aguas “mejoradas”

Es fácil pensar que las bebidas deportivas son saludables, especialmente debido a todos los atletas famosos que las toman en anuncios. Pero a menos que te ejercites intensamente, durante un largo período de tiempo, o en altas temperaturas, podrás tomarlos. La mayoría de los niños no necesitan una bebida deportiva para rehidratar y las calorías adicionales y vacías pueden solo aumentar el peso no saludable y las caries dentales en niños, así que ojo con eso.

Lo mismo ocurre con las aguas que se han mejorado con vitaminas y minerales ya que generalmente tienen sabores artificiales y edulcorantes.

En pocas palabras: El agua pura y una dieta bien balanceada son la mejor manera de mantenerse saludable e hidratado, ahora si es demasiado aburrido para tus hijos y para sus papilas gustativas, haz tu propia agua con fruta o con limones frescos.

2. Las Papas fritas

Las piezas de verduras en chips vegetales son tan delgadas y procesadas que la mayoría de la nutrición de la verdura se ha ido.

Las verduras crudas son, evidentemente, una forma más saludable de consumir, pero seamos sinceros: a veces esos palitos de zanahoria simplemente no van a satisfacer tu antojo. Prueba los pretzels integrales, los chips de maíz horneados, las galletas hechas con semillas y nueces, o las palomitas de maíz. Para evitar convertir una bolsa de papas fritas o una caja de galletas en una comida, divídelas en porciones razonables antes de tiempo.

En pocas palabras: no suponga que los chips vegetales son tan nutritivos como las verduras.

3. Las Barras Nutritivas

Algunas de estas barras están llenas de tanta azúcar que podrías estar comiendo una barra de chocolate. Por ejemplo, la barra de energía más vendida, según una encuesta de 2013, tiene 230 calorías, 10 gramos de azúcar y 160 miligramos de sodio. Una barra de Snickers tiene 250 calorías, 27 gramos de azúcar y 120 miligramos de sodio.

En pocas palabras: si va a comerlos, elija uno con bajo contenido de azúcar y hecho principalmente de nueces, semillas, frutas y granos integrales. Mejor aún, haz la tuya.

4. Salvado de pasas o avena con sabor

El cereal de desayuno clásico es otra trampa de azúcar. Aunque algunos son ricos en fibra saludable, las pasas ya dulces por lo general vienen recubiertas con más azúcar.

Lo mismo ocurre con la avena instantánea con sabor. A pesar de que ofrece granos enteros, los paquetes con sabor tienen más azúcar y sal que la avena lisa o cortada.

Una mejor opción para cereal frío o caliente: Comience de cero y agregue sus propios extras. Compre hojuelas de salvado y espolvoree una cucharada de pasas en los platos de sus hijos. O arregla avena con fruta fresca o un poco de miel.

En pocas palabras: Hay mucho humo y espejos en las cajas de cereal, especialmente las que se venden a los niños. Busca cereales que tengan menos de 135 miligramos de sodio por porción y sin azúcar agregada.

5. Los Batidos

¿Qué podría ser más saludable que beber un batido hecho de fruta fresca? Un batido de vez en cuando está bien, pero estás retirando la fibra y absorbiendo una alta concentración de azúcar, así que pasarás de tener 9 gramos de azúcar en un bol a 30 o 40 gramos de azúcar en un batido, incluso más si es comercial.

En pocas palabras: haga batidos en casa para saber exactamente qué hay en ellos. Mejor aún, solo come la fruta.

6. Los productos "bajos en grasa" y "o sin grasa”

Tenemos que alejarnos de esto pensando que 'bajo en grasa' es una buena opción. Una cosa son los alimentos naturales bajos en grasa como una manzana, pero los alimentos bajos en grasa empaquetados son una mala opción el 90% del tiempo. Esto se debe a que los alimentos bajos en grasa normalmente reemplazan la grasa con otras cosas, como la sal (sodio), azúcar o espesantes, que pueden agregar muchas calorías.

En pocas palabras: no suponga que "bajo en grasa" o "sin grasa" es más saludable que su versión completa. Verifique la etiqueta para conocer las calorías y el tamaño de la porción.

7. Los Productos sin gluten

No hay necesidad de evitar esta proteína a menos que alguien en su casa tenga un problema médico como la enfermedad celíaca, en la que el gluten daña el intestino delgado.  Eso no quiere decir que los alimentos naturales naturalmente libres de gluten, como la quinua, no sean buenos para usted. Pero, desafortunadamente, la mayoría de las personas que cambian a un estilo de alimentación libre de gluten cuando no necesitan con demasiada frecuencia llegar a productos sin gluten excesivamente procesados, como las galletas sin gluten.

Además, cuando los fabricantes toman gluten, a menudo eliminan las vitaminas B, minerales y fibra que vienen con él. Además, los productos sin gluten tienden a ser más caros que sus contrapartes regulares.


En pocas palabras: Omita los alimentos etiquetados como "sin gluten" a menos que tenga que comerlos por razones médicas.
Next
Previous
Click here for Comments

0 comentarios: