Beneficios del Entrenamiento de Fuerza si Tienes Diabetes Tipo II


El entrenamiento de fuerza es una de las mejores cosas que puedes hacer para tu cuerpo. Es una parte clave de cualquier plan de acondicionamiento físico.

¿No hay problema si no estoy en algún gimnasio con pesas? Claro que no!

Déjame decirte que puedes utilizar pesas de mano, bandas elásticas de resistencia, o incluso tu propio peso corporal para construir músculo.

Nunca es tarde para empezar. A medida que envejecemos, el entrenamiento de fuerza (también llamado entrenamiento de resistencia), puede ayudarnos a seguir haciendo actividades diarias como caminar, levantar objetos y subir escaleras. Además, es bueno para los huesos.

Los Beneficios

Para las personas que padecen diabetes, el entrenamiento de fuerza les ayudará a:

1. Tener una mejor respuesta a la insulina

2. Mejorar la forma en que el organismo utiliza el azúcar en la sangre

3. Perder peso

4. Disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas

Los estudios demuestran que es tan bueno como el ejercicio aeróbico, en el impulso de lo bien que el cuerpo utiliza la insulina. (También hacer ejercicio aeróbico puede ser aún mejor.)

La Asociación Americana de Diabetes recomienda que las personas con diabetes tipo 2 inicien un programa de entrenamiento de fuerza para ayudar con el control de azúcar en la sangre.

¡Entonces Empecemos!

Si no está activo ahora, consulta primero con tu médico. Pregunte si hay movimientos que debe evitar.

Es una buena idea trabajar con un instructor certificado de en fitness o entrenador, para aprender la manera más correcta de hacer cada ejercicio.

Su programa de entrenamiento de fuerza debe trabajar todo su cuerpo dos o tres veces a la semana. Establezca un horario para que trabaje diferentes grupos musculares en días diferentes, o haga un entrenamiento más largo con menos frecuencia

No trabaje los mismos grupos musculares 2 días seguidos. ¡Dale a tus músculos la oportunidad de recuperarse y fortalecerse!



Cuando estás recién comenzado a realizar ejercicio, fije una meta con horario moderado. 
Debes hacer cada movimiento 10-15 veces (un sistema) hasta tres veces por semana.

Una vez que te acostumbras a eso, poco a poco puedes hacer más, hasta que estás haciendo tres series de 10-15 repeticiones hasta tres veces a la semana.


Siempre calentar los músculos y articulaciones  antes de hacer ejercicio. El caminar a paso 
ligero es una buena manera de hacer eso. Cuando hayas terminado el entrenamiento de fuerza, haz una serie de estiramientos, manteniendo cada estiramiento de 30 a 60 segundos, para terminar tu entrenamiento.
Next
Previous
Click here for Comments

0 comentarios: