Lo Que Debes Evitar Para La Buena Salud De Los Huesos


1. Demasiada Sal:

Cuanto más sal que consumes, más calcio deshace tu organismo, lo que significa que no es ayuda para tus huesos. Los alimentos como el pan, queso, papas fritas y embutidos tienen algunos de los más altos niveles de sal (sodio). No es necesario cortar la ingesta completa de sal, pero consumir al menos de 2,300 miligramos de sodio al día.

2. Hay que Moverse:

Está bien disfrutar de tu programa favorito. Pero es demasiado fácil pasar horas y horas frente al televisor, enclavado en el sofá hasta convertirse en hábito, no moverse lo suficiente hace que tus huesos pierdan densidad y resistencia. El ejercicio los hace más fuertes. Es mejor para tu esqueleto, cuando los pies y las piernas llevan el peso del cuerpo, lo que obliga a los huesos y músculos a trabajar contra la gravedad.

3. Complementar la Bicicleta a otros Deportes:

Cuando se pedalea o andas durante horas el fin de semana, el corazón y los pulmones se hacen más fuertes. ¿Tus huesos? No tanto. Porque no es una actividad de levantamiento de peso, montar en bicicleta no aumenta la densidad ósea, a diferencia de caminar, o las caminatas.  Si eres un ávido ciclista, tendrás que añadir un poco de tiempo en la sala de pesas a tu rutina y mezclar con actividades como el tenis, senderismo, bailar y nadar (la resistencia del agua ayuda a los huesos).

4. Demasiado Tiempo Encerrado:

El cuerpo produce vitamina D de la luz solar. Sólo 10-15 minutos varias veces por semana podrían hacerlo. Pero no te excedas. Demasiado tiempo en el sol puede aumentar el riesgo de cáncer de piel. El color, la edad, la piel, la época del año, y donde vivas pueden hacer que sea más difícil producir vitamina D. Por lo tanto puedes usar protector solar. Añadir los cereales fortificados, jugos y leches (incluyendo almendras, soja, arroz, de origen vegetal, así como productos lácteos bajos en grasa) a la dieta. Y preguntar a tu médico si necesitas un suplemento de vitamina D.

5. Una Ronda Más:

Cuando estás con amigos, una ronda más podría sonar como diversión. Se debe limitar la cantidad de alcohol que se bebe. No más de una bebida al día para las mujeres y dos para los hombres es recomendable. El alcohol puede interferir con la forma en que el cuerpo absorbe el calcio.


6. La Exageración de Algunas Bebidas:

Demasiados refrescos con sabor a cola podrían dañar tus huesos. Aunque se necesita más investigación, algunos estudios han relacionado la pérdida de masa ósea tanto con la cafeína y el fósforo incluido en estas bebidas. Otros expertos han sugerido que el daño se produce cuando decides tener un refresco de fantasía en lugar de leche u otras bebidas que contienen calcio. Demasiadas tazas de café también te pueden robar calcio de los huesos.

7. Pausas Para Fumar:

Cuando se inhala regularmente el humo del cigarrillo, tu cuerpo no puede formar nuevo tejido óseo sano con la misma facilidad. Entre más tiempo fumes, peor se pone. Los fumadores tienen una mayor probabilidad de fracturas y tardan más en sanar. Pero si lo dejas, puede reducir estos riesgos y mejorar tu salud ósea, aunque podría tomar varios años.

9. Los Fármacos:

Algunos medicamentos, especialmente si tienes que tomarlos durante mucho tiempo, pueden tener un impacto negativo en tus huesos. Algunos medicamentos anticonvulsivos y los glucocorticoides, como la prednisona y cortisona, pueden causar la pérdida de masa ósea. Es posible que tomes medicamentos antiinflamatorios como los glucocorticoides si tienes enfermedades como la artritis reumatoide, el lupus, asma y la enfermedad de Crohn.

10. El Bajo Peso:

Un peso corporal bajo, un IMC de 18,5 o menos, significa una mayor probabilidad de fractura y la pérdida ósea. Si eres de huesos pequeños, hacer ejercicios de pesas y pregunta a tu médico si necesitas más calcio en tu dieta. Si no estás seguro de por qué tienes bajo peso, consulta a tu médico acerca de eso, también y, así puedes comprobar si es un trastorno alimenticio u otra condición médica.
Next
Previous
Click here for Comments

0 comentarios: