Llevo un Tiempo Haciendo Ayuno Intermitente y he Bajado Mucho de Peso


Me considero una persona buena para comer, no me gusta para nada pasar hambre y tampoco sentir esos dolores de hambre, de fatiga, y de cansancio por falta de comer.

Aunque a veces me siento como un zombie de la serie "the walking dead" tras la comida por un hambre extrema jejeje... Pero solo por correr de acá para allá en un día caótico y no alcanzo a comer nada hasta la hora de almuerzo o la tarde simplemente. 

Pero desde hace unos años llevo practicando el ayuno intermitente, sobre todo cuando pesaba más de 90 kilos, no había dieta que me sirviera para bajar esos kilos demás. Así que comencé a analizar en que horas del día comía más... Resultado final, comía demasiado en la mañana y en la noche antes de acostarme. Mucho carbohidratos, pan, grandes porciones de arroz, fideos, dulces, helados, etc. Era un fanático del dulce sobre todo tortas y bebidas azucaradas.

CUANDO LLEGO EL SOBREPESO:

Esos 90 y tantos kilos si que me pesaron en esa etapa de mi vida, con suerte me podía abrochar los cordones de mis zapatillas, subía las escaleras de mi apartamento apenas y llegaba con la lengua afuera, puntadas en el corazón luego de un esfuerzo. Todo Mal!

Luego de llevar una vida deportiva bien activa, siempre en mi peso ideal y muy competitivo... De un día a otro estaba con un gran sobrepeso y obeso. No podía creerlo, me miraba al espejo y decía "en que momento paso?". Así llega el sobrepeso y las enfermedades que acarrea, presión alta, colesterol malo y la diabetes, de la noche a la mañana. Así de rápido.

CUANDO COMENCÉ EL AYUNO:

Así que un día en mi clase de fisiología del ejercicio, el profesor nos preguntaba si habíamos probado con el ayuno antes de hacer ejercicio por la mañana, en resumidas palabras, hacer ejercicios sin haber comido nada. Lo primero que se me vino a la mente fue la fatiga que podría sentir y en un par de minutos haciendo ejercicio el desmayo. Pero la verdad fue todo lo contrario...

Resulta que la idea principal del ayuno intermitente era pasar muchas horas sin comer nada, 12, 16 horas, etc... Para luego comer algo liviano y sería. Así que probé una semana, el primer día no comí nada hasta las 2 de la tarde, luego comía a las 8 de la noche y después nada hasta el día siguiente, claro que me hidrataba durante ese tiempo sin comer nada por que la deshidratación es alta, así que tomaba agua, te o café, sobre todo en la mañana. 

Los síntomas eran horribles en un principio, la fatiga, el dolor de cabeza y de vientre. Es como estar agripado, pero eso es por la adaptación ya que el cerebro, los músculos consumen principalmente glucosa, derivada de los carbohidratos, entonces hacer ayuno durante esas largas horas mi cuerpo no tuvo otra que adaptarse y comenzar a producir cetonas, derivadas de la grasa. Oséa a utilizar la energía de la grasa, así obligando al cuerpo a quemar más grasas durante esas largas horas de ayuno. 

La primera semana fue horrible en cuanto a los síntomas como dije antes, y me faltaba hacer ejercicios todavía y en ayunas. Bueno pasado un par de semanas pude adaptarme y los cambios fueron increíbles, no digo que baje 10 kilos en una semana pero sí reduje mucho mi talla, la ropa me quedaba más holgada y estaba más ágil, ya no sentía esa fatiga y los dolores del vientre, los sonidos del hambre que son como un dinosaurio rugiendo dentro habían desaparecido. 

EL EJERCICIO EN AYUNAS:

Pasado las semanas haciendo ayuno y de haberme adaptado, comencé con mi rutina de ejercicios en ayunas, salia a correr tres veces por semana en las mañanas. Los primeros ejercicios fueron con un poco de fatiga pero luego de eso ya me adapte bien y corría con más energía y por más tiempo. Estaba utilizando las grasas como energía, ya que no había consumido nada de carbohidratos por la mañana, nada más que una taza de café antes de salir a correr y listo. Otros días comencé con ejercicios localizados, ejercitaba piernas, brazos, abdominales y pesas. 

Por las mañanas hacía pesas, una rutina para brazos, hombros, pectorales. Otro día piernas, sentadillas con y sin pesas, abdominales, con banca y colchoneta, con pesas y sin ellas. 

Ahora tengo una rutina bien organizada en cuanto a los tipos de ejercicios y que días trabajar ciertas partes del cuerpo. los días que salgo a correr ya que es uno de mis deportes favoritos el running. La dieta que hago baja en carbohidratos y más el ayuno que hago unos días a la semana. 

De los casi 97 kilos que pesaba ya estoy en mi peso ideal, baje cerca de 25 kilos en unos meses y sigo bajando peso no de manera agresiva, ya ahora es controlado y llevo mi rutina al 100%.

Te recuerdo que una vez que entras en ayuno, todo se pone más fácil, los ejercicios, las ganas de comer y soñar con comida se van reduciendo, ya la ansiedad esta más controlada, los dolores de cabeza y dolores del cuerpo, la fatiga también van desapareciendo. Los beneficios han sido increíbles en mi y trato de compartir mi experiencia con gente que voy conociendo y me piden ayuda.  

Acá te resumí un poco de mi experiencia sobre mi sobrepeso y cómo salí de ahí, cómo pude lograr bajar de peso y no hay milagros para esto, es solo la actitud que tu tengas para lograr cosas en la vida, la motivación y no creer en todo lo que sale en internet. Cada persona es distinta una de otra y cada una baja de peso a su ritmo, la manera de vivir y constancia que tengas.

Next
Previous
Click here for Comments

0 comentarios: