El Entrenamiento de Alta Intensidad con Intervalos HIIT, Quema Grasa más Rapidamente con Solo 30 Minutos Diarios!



Según las últimas investigaciones validan que los entrenamientos de cuerpo completo, con intervalos de entrenamiento de  alta intensidad que incluyen resistencia y cardio, son altamente efectivos. El HIIT (entrenamiento de alta intensidad) implica realizar un esfuerzo físico completo y exhaustivo durante un corto período de tiempo seguido de una recuperación breve, aunque a veces es activa.

El énfasis principal para alguien nuevo en el entrenamiento de alta intensidad debe ser una rutina que dure 60 segundos y luego descanse durante 1 a 2 minutos, dependiendo del ejercicio involucrado. A medida que te acostumbres al HIIT, puedes reducir la relación de descanso al ejercicio. Durante el intervalo de alta intensidad, tu objetivo debe ser que tu corazón bombee al 85% de su velocidad máxima.

Con este entrenamiento, los beneficios son increíbles, de hecho yo cuando comencé a bajar de peso más rápidamente fue haciendo entrenamiento de alta intensidad, luego de unos meses se pueden ver cambios no solo en lo físico, también en la fuerza y resistencia. También aumenta la tasa metabólica, y la construcción muscular óptima, la retención muscular, la pérdida de grasa y el aumento de la quema de calorías durante y después del entrenamiento. Pero hay mucho más en el entrenamiento de alta intensidad que puede beneficiarte como un atleta con mentalidad física.

Aquí hay 7 Potentes Razones Para Hacer HIIT:

1. Alta Eficacia

El entrenamiento HIIT ofrece los mismos resultados fisiológicos que el entrenamiento cardio de larga duración como el trote por ejemplo. Pero el HIIT no solo es un ejercicio aeróbico, si no también anaeróbico, mientras que el cardio tradicional (ejemplo: correr) y en estado estacionario (ejemplo: bicicleta estática) solo se dirige al aeróbico. El ejercicio aeróbico aumenta la capacidad de oxígeno mientras que el entrenamiento anaeróbico (ejemplo: fuerza) desarrolla más los músculos; por lo tanto, los entrenamientos HIIT aumentan la resistencia y te hacen más fuerte al mismo tiempo.

Los estudios indican que tan solo 30 minutos de HIIT (entrenamiento de alta intensidad) tres veces por semana producen la misma mejora anaeróbica y aeróbica que 60 minutos de cardio en estado estacionario cinco veces por semana, por lo que puedes tener más tiempo para hacer otras actividades.

2. Quemarás más Calorías

El HIIT funciona porque la  quema de grasa requiere de oxígeno, y cuanto más oxígeno entra en tu cuerpo, más grasa quema tu cuerpo. Un entrenamiento de alta intensidad aumenta la necesidad de oxígeno del cuerpo durante el esfuerzo y crea una escasez de oxígeno, lo que hace que tu cuerpo pida más oxígeno durante la recuperación. Este efecto de "postcombustión" se conoce como consumo excesivo de oxígeno después del ejercicio y es la razón por la cual el ejercicio intenso ayudará a quemar más grasa y calorías que los entrenamientos aeróbicos.

Entonces, uno de los impresionantes efectos de todo ese trabajo duro de alta intensidad es que activará el ciclo de reparación de tu cuerpo en hiperimpulsión, lo que significa que continuarás quemando grasa durante 24-48 horas después del entrenamiento de intervalo, no solo durante tu entrenamiento. Uf, ya de solo pensar que en un rato más me toca mi sesión de HIIT ya estoy sudandoJ.

3. El HIIT Quema Grasa, no los Músculos

El HIIT proporciona un impulso natural a la producción de hormona de crecimiento humana, que es esencial para una salud vital, fuerza y ​​vigor óptimos, y se ha demostrado que mejora significativamente la sensibilidad a la insulina,  aumenta la pérdida de grasa y aumenta el crecimiento muscular. Cualquiera que haya estado con régimen alimenticio sabe que es casi imposible no perder masa muscular junto con grasa cuando se reducen las calorías. Sin embargo, los estudios han demostrado que en las 24 horas posteriores a un entrenamiento HIIT, el cuerpo produce más de cuatro veces más HGH (hormona del crecimiento) de lo normal, alentando a su cuerpo a desarrollar y preservar la masa muscular sin dejar de librar al cuerpo del exceso de grasa que tanto nos hace pasar rabia.

4. El HIIT Aumenta Eficientemente el Metabolismo

La quema de grasa continúa… Esto se traduce en un refuerzo metabólico incluso durante 48 horas después de completar una rutina de HIIT. Dado que el HIIT ayuda a desarrollar masa muscular cierto, y las células musculares queman más calorías que las células de grasa, el HIIT contribuye aún más a aumentar tu metabolismo. Además, algunas investigaciones recientes sugieren que el ejercicio anaeróbico aumenta la tasa metabólica basal, que es la tasa de gasto de energía de su cuerpo en reposo (medida en kJ por hora por kg de masa corporal). Cada vez que tengas la oportunidad de aumentar tu metabolismo, hazlo. No solo ayuda a perder peso, sino que también mantiene tu cuerpo sano por dentro.

5. El HIIT Mejora la Resistencia

La mayoría de las personas no están acostumbradas a empujar sus cuerpos hacia la zona anaeróbica (ese hermoso lugar donde no puedes respirar y sientes que tu corazón está tratando de saltar fuera de tu pecho), pero trabajar así de duro es súper bueno para ti y tu corazón. En un estudio de 2006, los investigadores encontraron que después de ocho semanas de hacer entrenamientos de HIIT, los sujetos podían andar en bicicleta el doble de tiempo que antes del estudio, manteniendo el mismo ritmo. El HIIT impone tanto al sistema metabólico aeróbico como a sus procesos anaeróbicos, que es lo que necesita para obtener un beneficio cardiovascular óptimo.

Los ejercicios cardiovasculares y de entrenamiento de fuerza tradicionales trabajan principalmente en el proceso aeróbico, por lo que es posible que no veas los resultados que deseas incluso cuando pase una hora en la cinta varias veces por semana. Curiosamente, cuando se trata de ejercicios de alta intensidad, menos realmente es más. Puedes obtener todos los beneficios que necesitas en solo una sesión de 20 minutos, de principio a fin.

6. El HIIT es Variable

Puedes correr, andar en bicicleta, saltar la cuerda, remar y todo funciona muy bien para el HIIT, pero no necesitas ningún equipo para hacerlo. Las rodillas altas, los pies rápidos o cualquier cosa pliométrica (saltos), como las estocadas de salto, funcionan igual de bien como para acelerar tu ritmo cardíaco. De hecho, a veces los equipos pueden hacer que el HIIT sea menos efectivo porque tú quieres que el enfoque esté en ejercitar tu corazón al máximo, no solo a un grupo muscular específico.

7. El HIIT te Reta a Romper Barreras Mentales y Físicas

Llevar tu cuerpo y tu cerebro más allá de su zona de confort desarrollará resistencia mental y física y te permitirá desafiarte cada vez más durante los entrenamientos y en tu vida cotidiana. Perseverar a través de entrenamientos duros y de alta intensidad te dará la confianza para enfrentar otros desafíos que se te presentan mental y físicamente. Escucharás tu voz interior gritar: "¡Puedo hacer esto!" Y tu voz interior será la correcta. Así que a darle con todo!!
Next
Previous
Click here for Comments

0 comentarios: