Disfunción Eréctil y Diabetes, Qué Debo Hacer?


Se calcula que entre el 35% y el 75% de los hombres con diabetes experimentarán al menos algún grado de disfunción eréctil, también llamada DE o impotencia,  durante su vida.

Los hombres con diabetes tienden a desarrollar disfunción eréctil 10 a 15 años antes que los hombres que no tienen diabetes. Como los hombres con diabetes, a mayor edad, la disfunción eréctil se vuelve aún más común. Por encima de la edad de los 50 años, la probabilidad de tener dificultad eréctil se produce en aproximadamente un 50% a 60% en hombres con diabetes. A partir de los 70 años de edad, hay una probabilidad de un 95% de tener alguna dificultad con la disfunción eréctil.

¿Por qué los hombres con diabetes tienen disfunción eréctil?

Las causas de la disfunción eréctil en los hombres con diabetes son complejas e implican deficiencias en los nervios, los vasos sanguíneos y la función muscular.

Para obtener una erección, los hombres necesitan vasos sanguíneos sanos, nervios, hormonas masculinas, y un deseo de ser sexualmente estimulado. La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos y los nervios que controlan la erección. Por lo tanto, incluso si tienes cantidades normales de hormonas masculinas y tienes el deseo de tener sexo, todavía puede no ser capaz de lograr una erección firme.

¿Qué tratamientos están disponibles para los hombres con diabetes y disfunción eréctil?


Los hombres con diabetes que tienen problemas para lograr y / o mantener una erección pueden tomar medicamentos orales como; Revatio, Viagra, etc...

Sin embargo, debido a que las personas con diabetes también tienden a tener problemas con el corazón, estos medicamentos pueden no ser apropiados y podrían causar interacciones peligrosas con algunos medicamentos para el corazón. Hable con su médico para determinar qué tratamiento es mejor.

Los Tratamientos adicionales que los hombres con diabetes podrían considerar incluyen terapia de inyección intracavernosa, dispositivos de erección de vacío (no constricción), dispositivos de constricción venosa (para síndrome de escape venoso), terapia intrauretral , prótesis de pene (inflables y maleables) y terapia sexual.

Entonces, ¿qué tratamiento es mejor?

Depende de muchos factores, incluyendo la salud de un hombre y su capacidad para tolerar el tratamiento. Pregúntele a su médico si debe consultar a un especialista (un urólogo) para determinar el mejor tratamiento para su situación.


Fuente: webmd
Next
Previous
Click here for Comments

0 comentarios: