Header Ads

Cómo Reducir el Dolor de Rodilla Consejos Prácticos


Tienes dolor en la rodilla debido a una lesión reciente o artritis? Veamos unos consejos para ayudar a tus rodillas a sentirse mejor.

No Descansar Demasiado o Reposo Prolongado. Mucho reposo atrofiara y debilitara a los músculos, lo que empeorara el dolor de las articulaciones, sobre todo en rodillas. Hay que realizar ejercicios que sean seguros para las rodillas y aferrarse a ellos. Si no estás seguro/a de qué movimientos son seguros de hacer o cuánto tiempo hacer el ejercicio, visita a un médico o un kinesiólogo que te recomiende ejercicios seguros luego de una evaluación.

Hacer Ejercicio Físico. Los ejercicios cardiovasculares fortalecen y tonifican los músculos que soportan la rodilla y aumentan la flexibilidad del mismo. Los entrenamientos con pesas y estiramientos son esenciales también. Los ejercicios cardio incluyen, caminar, nadar, ejercicios aeróbicos en el agua, pedalear en bicicleta estática y máquinas elípticas. El Tai chi también es una buena opción y puede ayudar a aliviar la rigidez y mejorar el equilibrio.

Cuidarse de las Caídas. Cuando padeces una rodilla dolorosa o inestable corres más riesgo de sufrir caídas, y pueden causarte más daño en la rodilla. Uno de los grandes riesgos es caerse en casa, por una mala iluminación. Poner barandas en las escaleras, y el uso de una escalera resistente o taburete para los pies si es necesario para alcanzar algo de un estante alto, closet o mueble de cocina, la mayoría de los accidentes ocurren en casa.

(PRICE).  La protección, el descanso, hielo, compresión y elevación (PRICE). Aplicar este método de fisioterapia es bueno para el dolor, inflamación de rodilla causado por una lesión menor o cuando padeces artritis. Hay que dar a la rodilla protección, un poco de descanso, aplicar hielo para reducir la hinchazón o inflamación, y usar un vendaje compresivo, y mantener la rodilla elevada. Anteriormente mencione que el descanso prolongado no es bueno, por eso hay que realizar pequeñas cargas en períodos cortos y el reposo tiene que ser relativo. Esto generalmente se utiliza en tratamientos de esguinces que antiguamente se recomendaba la inmovilidad completa por largo tiempo, pero se ha demostrado científicamente en la actualidad que puedes realizar pequeñas cargas y ejercicios ya que han demostrado una rápida recuperación de los tejidos.

El Sobrepeso. Si tienes sobrepeso, esto aumentará la presión mecánica sobre la rodilla. No es necesario estar en un peso ideal. Pero debes realizar pequeños cambios, en la alimentación y actividad física.

Herramientas de Ayuda Para el Desplazamiento. La ayuda para caminar, desde una muleta o un bastón puede marcar la diferencia, ya que la tensión mecánica será fuera de la rodilla. Las férulas y aparatos ortopédicos u ortesis de rodilla también pueden ayudar a mantenerse estable.

Medicina Complementaria: Acupuntura. La medicina china tradicional, que consiste en insertar finas agujas en determinados puntos del cuerpo, es una técnica muy utilizada para aliviar muchos tipos de dolores y puede ayudar al dolor de rodilla.

Calzado Inadecuado. Las plantillas acolchonadas pueden reducir el estrés que se produce en las rodillas. Para la osteoartritis de rodilla, los médicos a menudo recomiendan plantillas especiales para poner en los zapatos o zapatillas. Incluso puedes realizarte un análisis biomecánico de la marcha o de pisada y así saber qué tipo de calzado utilizar y plantillas. Para encontrar la plantilla adecuada, hable con tu médico o un kinesiólogo.

Las Compresas Frio/Caliente. Durante los primeros 48 a 72 horas después de una lesión de rodilla, utilizar una compresa fría para aliviar la inflamación y aliviar el dolor. Una bolsa de plástico con hielo o guisantes congelados siempre funcionan bien. Utilizarlo durante 15 a 20 minutos tres o cuatro veces al día. Envolver su bolsa de hielo en una toalla claro para que sea agradable. Después de eso, puedes utilizar un baño caliente, almohadilla térmica o toalla caliente durante 15 a 20 minutos, tres o cuatro veces al día (siempre y cuando haya disminuido la inflamación totalmente, no utilizar calor durante una inflamación ya que actúa como vasodilatador y esto aumenta el edema en la zona lesionada, dolor e impotencia funcional).


Ejercicios de Alto Impacto. Estos ejercicios pueden dañar más las rodillas y causar más dolor. Trata de evitar los ejercicios como correr, saltar, y el kickboxing. También evitar hacer ejercicios como estocadas y sentadillas muy profundas ya que ponen mucho estrés en las rodillas. Estos pueden empeorar el dolor y, si no se hacen correctamente, causar lesiones.


Asesoramiento de Expertos. Si tienes dolor de rodilla, debes visitar al médico para saber que lo ocasiona y que puedes hacer. Es mejor saber lo antes posible lo que te afecta para prevenir más daños.